Artículos y Noticias

Láser Estético

¿Depilación Láser en casa? No, gracias

Escrito por: AEMLE | El día: 1 - septiembre - 2010 | 0 Comentarios

Una arriesgada opción para eliminar el vello.

La demanda existente de depilación láser es cada vez mayor en los centros estéticos de depilación láser tanto por mujeres como por hombres.

La depilación láser en casa ha surgido como una nueva técnica de depilación láser para intentar sustituir el tratamiento llevado por un especialista en un centro especifico, evitando así acudir a las sesiones del centro y ahorrando mucho dinero adquiriendo simplemente un aparato de depilación láser.

Pero, ¿realmente estos aparatos de depilación láser que se vende para uso domestico son eficaces y seguros? La respuesta es clara y concisa, no.

Especialistas en la materia.

Actualmente los aparatos que podemos encontrar en el mercado como nuevos métodos de depilación láser en casa mediante luz pulsada y que pretenden economizar la depilación láser tradicional en un centro especializado y profesional resultan una temeraria alternativa.

¿Por qué no es una buena opción de depilación? Los resultados, efectividad y garantías de seguridad no están demostrados, es decir, su eficacia es realmente dudosa. No existen estudios que confirmen su eficiencia.

Este tipo de depilación no puede ser llevada a cabo por cualquier persona. La depilación láser precisa de manos expertas, personas cualificadas que sepan hacer uso de este tipo de aparatos.

Cuando el laser no es laser.

Es más, incluso en muchas ocasiones se nos ofrecen soluciones para utilizar en casa con funciones o finalidades que se hacen decir láser cuando en realidad de láser no tienen nada y es que láser no es todo aquel aparato que proyecta un haz de luz potente a un lugar concreto, pensar esa errónea concepción no solo pude poner en riesgo que perdamos el dinero que hayamos gastado en comprar un falso aparato denominado láser, sino que además puede poner en grave riesgo nuestra salud según que falsos o fraudulentos aparatos utilicemos.

Y es como norma general deberemos desconfiar básicamente de dos cosas: Por una parte de aquellos productos más cercanos al “producto milagro” que a la técnica medica o depilatoria, pues ellos ya se encargan muy mucho de jugar publicitariamente con las palabras para hacernos ver que hay lo que no hay donde ellos quieren vendernos que lo haya, como por ejemplo vendiéndonos una simple maquina depilatoria eléctrica con linterna y haciéndonos creer que se trata de un maravilloso aparato que emite luz láser y por la otra y muy importante deberemos desconfiar de todos aquellos aparatos y centros que nos ofrecen precios irrisoriamente bajos, no se trata de que no puedan existir ofertas y buenos precios, pero los regalos no existen y los buenos y seguros tratamientos tienen un coste de base y por tanto un determinado precio, un precio que en estos casos no supone un gasto sino una inversión.