Artículos y Noticias

Láser Estético

Depilación Láser

Escrito por: AEMLE | El día: 2 - octubre - 2010 | 0 Comentarios

La depilación laser es una técnica empleada en la actualidad para eliminar el vello indeseado que aparece en determinadas zonas corporales. Se trata de un método rápido, seguro y permanente que en la actualidad puede ser aplicado en cualquier tipo de piel, proporcionando unos resultados excelentes y sin riesgos para el sujeto que se somete a este tratamiento láser.

Características de la depilación láser

La depilación láser ha supuesto una gran revolución, habiendo experimentando un gran auge en el número de adeptos en los últimos años como consecuencia de su eficacia y rapidez.

Este tratamiento prácticamente indoloro y definitivo en muchos casos es apto para ser realizado en personas de cualquier sexo, raza y edad, pudiendo ser aplicado en casi todo nuestro cuerpo: cuello, pecho, cara, piernas, brazos, espalda, abdomen, manos, pies y glúteos.

El láser empleado en la depilación láser no daña la piel ni glándulas del individuo, así como tampoco resulta nocivo, cancerígeno o teratogénico. Esta técnica láser no solo soluciona problemas de exceso de vello en nuestro cuerpo, también es capaz de solucionar problemas como la foliculitis o el vello encarnado que suele encontrarse en zonas como las ingles, axilas y cara.

A todo esto se debe añadir que deja la zona tratada con una textura mucho más suave, tersa e incluso rejuvenecida debido a la estimulación que se produce sobre el colágeno.

Tipos de láser empleados en la depilación

Podemos encontrarnos con diversos tipos de láser utilizados para llevar a cabo la depilación láser, láseres que dependiendo de su longitud de onda serán más o menos adecuados para  nuestro tipo de piel:

– Láser Rubí: Indicado para pieles claras y con vello oscuro.
– Láser Diodo: Indicado para personas con pieles oscuras y vello oscuro.
– Láser Alejandrita: Indicado para personas con vello oscuro y un tono de piel medio.
– Láser Neodimio-Yag: Indicado para todo tipo de pieles, pero obteniendo una menor eficacia.

Sesiones de depilación láser

Las sesiones de depilación láser necesarias para deshacernos por completo del vello rondan entre las 6 y las 8 sesiones aproximadamente (dependiendo del caso concreto de cada paciente), aunque es importante aclarar que por norma general después de la primera sesión ya se notará una disminución del vello en la zona tratada.

Generalmente el tiempo que debe transcurrir entre sesión y sesión varía entre las 5 y las 8 semanas, ya que depende en gran medida de la zona a tratar. Según la zona corporal a depilar la duración de la sesión variará considerablemente, por ejemplo si se trata de las axilas se requieren 15 minutos por sesión, mientras que para los muslos se necesitarán unos 50 minutos.