El láser estético y todo lo que le rodea

Pacientes

Información de interes

Los aparatos láser son unos potentes generadores  de luz de alta intensidad. Cada tipo de láser es específico para una o varias afecciones o alteraciones clínicas dependiendo del efecto que produce al interaccionar con el tejido (coagulación, corte, vaporización, calentamiento, etc.).

Láser estético y afecciones estéticas

Si nos referimos a estética facial, se pueden emplear algunos tipos de laser como técnica auxiliar de procedimientos de cirugía estética o como una única herramienta para tratamientos que no sean quirúrgicos.

La mayor parte de los tratamientos de estética facial pertenecen al ámbito de la cirugía maxilofacial y oral. Otro tipo de especialidades que se encuentran relacionadas con la estética facial son la medicina estética y la dermatología, aparte de la cirugía plástica y reparadora.

Por norma general, los tratamientos de afecciones estéticas no se encuentran incluidos en la cartera de servicios que ofrece la sanidad pública, exceptuando en situaciones en las que la afección y/o alteración haya sido provocada por un traumatismo, malformación congénita o enfermedad. También cuando tienen una repercusión psicológica de relevancia para la persona que la padece.

Aplicaciones del láser estético actuales

Las principales aplicaciones clínicas y estéticas del laser en la actualidad son las siguientes:

Depilación láser
  • Exceso de vello
  • Hirsutismo
  • Foliculitis
Cicatrices
  • Alteraciones en el contorno
  • Alteraciones del color normal y textura de la piel
  • Alteración, ya sea única o múltiple
  • Atrofias o hipertrofias  de la cicatriz de diversos grados
  • Distorsión de las unidades estéticas
Envejecimiento
  • Patas de gallo o arrugas perioculares
  • Arrugas de expresión de la frente
  • Arrugas que aparecen alrededor de la boca
  • Foto-envejecimiento o envejecimiento producido por la exposición al sol
  • Foto-elastosis
Alteraciones dermatológicas
  • Lesiones vasculares
  • Hirsutismo e hipertricosis
  • Cuperosis
  • Alteraciones de la pigmentación
  • Lentigos y queratosis
  • Nevus y otros tipos de neoplasias benignas

Conclusiones de los tratamientos láser

El tratamiento realizado con láser generalmente tiene como objetivo eliminar o reducir problemas como arrugas, manchas en la piel, así como posibles lesiones en la superficie de la piel, lesiones de tipo vascular, pequeños tumores benignos, exceso de vello y las cicatrices.

Los resultados que se logran con el láser son el de una piel mejorada en todos los aspectos, aunque en los casos más graves no se logran unos resultados completamente perfectos, pero la mejoría sí que resulta ser muy notable y satisfactorio para todos los pacientes.