Elimina todas las imperfecciones de la piel

Pacientes

Información de interés

¿Quién no sufre o ha sufrido de algún tipo de imperfección en el rostro del que no quiera deshacerse? Arrugas, manchas, cicatrices, pérdida de luminosidad y tersura, todas ellas imperfecciones que tarde o temprano terminan por aparecer en nuestro rostro y que en muchos casos pueden llegar a producir vergüenza y complejos para la persona que lo sufre, sintiéndose mucho más mayor debido a la aparición de determinados signos en la piel.

Muchas personas hacen uso de diversos productos cosméticos para intentar prevenir (cremas) y en algunos casos disimular (maquillaje) todo tipo de alteraciones que surgen debido al envejecimiento de la piel y a una continua y prolongada exposición solar que produce el denominado fotoenvejecimiento (manchas y arrugas esencialmente).

Ya sea por el fotoenvejecimiento, por haber sufrido de un acné severo o simplemente el envejecimiento normal que sufre la piel con el transcurso de los años provoca un aspecto indeseado en nuestro rostro.

Láser fraccionado

El láser ha entrado con mucha fuerza en el campo del rejuvenecimiento facial. Los láseres ablativos, no ablativos y el laser fraccionado pueden desempeñar un papel importante sobre el rejuvenecimiento facial.

El láser que mejores resultados consigue sobre nuestra piel con menor invasión y por tanto una menores riesgos para el paciente es el laser fraccionado. A pesar de que con este laser se precisa un mayor número de sesiones para lograr los mismo resultados que con otros láseres de tipo ablativo y no ablativo, la agresión y los riesgos que se producen en la piel son mucho menores. La invasión disminuye de forma considerable, por lo que se trata de una técnica mucho más segura para el paciente, evitando así problemas como inflamación y enrojecimiento de larga duración, u otros posibles efectos adversos.

Método novedoso

El rejuvenecimiento facial mediante el láser estético es el método más avanzado de los que existen en la actualidad para rejuvenecer el rostro aportándole un aspecto renovado, mucho más luminoso, sin imperfecciones y quitándonos muchos años de encima.

A partir de la primera sesión laser sobre el rostro se comenzarán a notar los resultados, ya que la estimulación del colágeno comienza cuando los tejidos absorben el haz de luz del láser. El colágeno renueva las estructuras del rostro (por ejemplo rellenando las arrugas, especialmente las más finas).