Artículos y Noticias

Láser Estético

Quiste sacro

Escrito por: AEMLE | El día: 5 - octubre - 2010 | 0 Comentarios

El conocido quiste sacro o pilonidal es una infección que tiene lugar en la zona o área del coxis, concretamente entre las nalgas. Cuando este quiste se infecta forma una absceso, drenando de forma eventual pus.

Estos quistes son inofensivos hasta que se infectan, y es entonces cuando el sujeto comienza a sufrir dolor, secreciones a través de los abscesos, e incluso puede llegar a provocar malestar, mareos o dolores de cabeza. Generalmente suele afectar a varones de raza blanca que poseen abundante vello en la región.

Por norma general estos quistes se desarrollan durante la formación embrionaria del cuerpo, pero sin embargo no es hasta la edad adulta o adolescencia cuando estas especies de bolsas de la piel se cierran en la superficie ocasionando la acumulación de material así como la inflamación del área.

Candidatos a sufrir quiste sacro

Afecta principalmente a los hombres, y con más frecuencia a los hombres que son jóvenes, los cuales detectan la presencia de un bulto en la zona de la base de la columna, muy doloroso al tacto, que se encuentra bastante enrojecido y en muchas ocasiones se acompañará de fiebre o malestar general en el cuerpo.

Motivos que causan su aparición

La principal causa que provoca la aparición del quiste sacro es la infección de un folículo piloso que penetra la piel de una forma que no es natural.

Otro de los motivos que provocan la infección del quiste es la acumulación de mucha grasa en la zona o el exceso de sudoración, ambos factores favorecen la infección del quiste sacro.

Solución al quiste sacro

Debido a que el quiste sacro se trata de una infección producida a causa de un folículo piloso la mejor solución para eliminar este molesto problema es la depilación láser, eliminando así los folículos pilosos que se encuentran encarnados e infectando el área sacra.

Gracias a la depilación láser se podrán eliminar el abundante vello existente en la zona del coxis y de este modo evitar el riesgo de que se vuelva a producir el problema del quiste sacro, y que los folículos pilosos vuelvan a infectarse y clavarse en la piel penetrando en el interior de nuestra piel de una forma perjudicial para el sujeto.

Se recomienda un tratamiento rápido para evitar sufrir por mucho más tiempo los síntomas que provoca el quiste sacro, síntomas que afectan a la vida personal y profesional de la persona.