Artículos y Noticias

Láser Estético

Resurfacing total y fraccional – Restauración cutánea ablativa

Escrito por: AEMLE | El día: 16 - agosto - 2010 | 0 Comentarios

Con este procedimiento se logran restaurar las capas que se encuentran más superficiales de la piel consiguiendo un aspecto mucho más joven, sano, más fresco. Los resultados de la restauración cutánea ablativa son realmente notables y visibles a simple vista.

Procedimiento resurfacing

Esta técnica está basada en la realización de una nueva superficie en la piel, que se centra en la corrección de defectos cutáneos como por ejemplo cicatrices producidas por acné, arrugas, piel envejecida por el paso de los años, y la piel que se encuentra deteriorada por la exposición al sol.

La emisión que se desprende del láser se emplea a través de un scanner que logra que se elimine la capa de células deseada y reducir las arrugas, de modo que las células son reemplazadas por otras células nuevas de la piel así como provocar un aumento del colágeno de la nueva piel.

La principal ventaja que se logra con esta técnica láser de rejuvenecimiento comparado con las técnicas tradicionales es que es un procedimiento que se realiza prácticamente exangüe, además de aportar una mayor precisión y seguridad para tratar áreas delicadas. Es importante saber que este tratamiento requiere un periodo similar de recuperación que un peeling químico.

La restauración cutánea láser, tanto si hablamos de la restauración total y parcial (fraccional),  genera una herida de grosor parcial que cicatriza por segunda intención.

¿Para qué está indicado el resurfacing cutáneo ablativo?

Este procedimiento esta especialmente indicado para tratar problemas de la piel como son por ejemplo:

Arrugas de profundidad superficial e intermedia
Envejecimiento solar
Discromias
Queratosis
Cicatrices de acné
Displasias epidérmicas

Se deben tener en cuenta factores como por ejemplo el espesor de la piel, el fototipo del paciente, así como el área topográfica.

Tratamiento mediante láseres ablativos

Los láseres ablativos o abrasivos son las mejores herramientas para combatir el envejecimiento provocado por la exposición solar, envejecimiento natural, y cicatrices ocasionadas por el acné. Los láseres  ablativos son concretamente el C02 y el Erbio.

Estos láseres actúan de forma que emiten energía que es absorbida por el agua intracelular, ocasionando la vaporización. El láser CO2 produce una absorción diez veces mayor  que el láser Erbio, de modo que su penetración es mucho mayor y sus resultados mucho mayores, al igual que la inflamación y periodo de cicatrización será de mayor duración.

En los casos que se realiza resurfacing total se realiza sedación endovenosa conjunta con anestesia troncular.