Artículos y Noticias

Láser Estético

Rosácea: síntomas, causas, tipos y tratamiento

Escrito por: AEMLE | El día: 24 - enero - 2011 | 0 Comentarios

¿Qué es la rosácea? que es la rosacea

Se trata de una enfermedad realmente común que llega a afectar a más de 45 millones de personas en todo el mundo. Suele afectar a personas que poseen la piel blanca. La rosácea comienza como una especie de enrojecimiento o eritema en zonas como la cara, cuello, pecho, mejillas, nariz o frente.

Cuando esta enfermedad comienza a progresar surgen otro tipo de problemas asociados como por ejemplo eritemas semi-permanentes, dilatación de los vasos sanguíneos superficiales del rostro, pequeños granos, pústulas, quemazón y ardor, enrojecimiento ocular, picazón, y en algunos casos provoca rinofima.

En ocasiones puede confundirse con otros problemas como por ejemplo la dermatitis seborreica o el acné vulgaris. Ambos sexos pueden verse afectados por la rosácea, aunque suele afectar tres veces más a las mujeres que a los hombres, especialmente las que se encuentran en las edades comprendidas entre los 30 y los 60 años de edad.

Síntomas de la rosácea

Los principales síntomas que pueden aparecer en las personas que sufren esta enfermedad (aunque no los únicos) son los citados a continuación:

  • Enrojecimiento ( eritema) o rubor continuo del rostro, cuello, orejas y pecho
  • Ardor, quemazón e inflamación facial crónica
  • Bultos y granos
  • Arañas vasculares o telangiectasias

Causas de su aparición

Las causas que provocan la aparición de la rosácea se desconocen y no han podido determinarse, aunque se cree que la causa que provoca su aparición es una combinación de condiciones genéticas y factores ambientales determinados (daño ocasionado por el sol, infecciones bacterianas, etc.).

Tipos de rosácea

Existen cuatro tipos de rosácea que hayan sido identificadas, pudiéndose presentar más de un tipo en un mismo paciente:

  • Rosácea eritemato-telangiectática: Eritema permanente y común la presencia de arañas vasculares. Sensación de ardor y quemazón
  • Rosácea papulopustular: Eritema permanente con granos enrojecidos  o pústulas (se confunde con acné)
  • Rosácea fimatosa: Engrosamiento de la nariz, aunque también puede afectar la barbilla, frente, orejas, párpados y mejillas. Presencia de arañas vasculares
  • Rosácea ocular: Párpados y ojos enrojecidos, irritados y  secos. Picazón y ardor

Tratamiento de la rosácea

La rosácea puede resultar un verdadero obstáculo en la vida de muchas personas, ya que disminuye de forma considerable la autoestima y confianza de la persona afectada, así como entorpecer llevar una vida con total normalidad.

Con el tratamiento realizado con láser pueden conseguirse unos excelentes resultados para reducir o eliminar el enrojecimiento así como la manifestación de los vasos sanguíneos en la superficie de la piel.